Bombones de mantequilla de cacahuete y M&M´s



Hay que ver que vicio tengo con la mantequilla de cacahuete! Cualquier día la añado a los guisos porque ya es lo que me falta ;) Qué ricos están estos bombones con ese corazón lleno de esta deliciosa mantequilla y decorados con los siempre coloridos y divertidos M&M´s. Estos pequeños discos de delicioso chocolate hacen más atractiva cualquier receta. Ideales para cualquier momento del día, como postre, picoteo, o simplemente para regalar.

Vayamos con la receta...



Ingredientes:

Para la capa de chocolate:
  • 50g de chocolate negro para fundir
  • 40g de chocolate blanco
  • Una cucharadita de manteca de cerdo
para el relleno de mantequilla de cacahuete:
  • 60g de mantequilla de cacahuete
  • 20g de mantequilla
  • 20g de azúcar glas
Además para decorar:
Preparación:

Derretimos en el microondas el chocolate negro partido, con la manteca de cerdo de 30 en 30 segundos removiendo entre medias. Una vez derretido, añadimos el chocolate blanco en trocitos o rallado y dejamos reposar un par de minutos. Transcurrido el tiempo removemos bien para que ambos chocolates se fundan y obtener un color homogéneo. Con ayuda de un pincel, vamos pintando toda la superficie, hasta el borde, de los moldes que vayamos a utilizar para nuestros bombones. Una vez toda la superficie cubierta de chocolate, los llevamos a la nevera hasta que la capa enfríe y endurezca. Repetiremos este proceso una vez más y mientras tanto preparamos el relleno. Llevamos al microondas ambas mantequillas hasta que se fundan y mezclamos bien junto con el azúcar glas. Cuando esta mezcla pierda calor, rellenamos con ella nuestros bombones, llevamos a la nevera hasta que el relleno tome cuerpo y cubrimos con más chocolate derretido. Dejamos enfriar por completo, desmoldamos con cuidado y decoramos con los deliciosos M&M´s.




Notas:

Si una vez hemos añadido el chocolate blanco, éste no se disuelve completamente con el calor del chocolate negro, le damos un golpe de micro hasta que esté perfectamente derretido.

No rellenar los bombones hasta arriba del todo. Dejar un borde para luego poder taparlos con más chocolate.

Los M&M´s no hace falta pegarlos con nada. Simplemente con un poquito de fricción ya se quedan unidos.

Con estas cantidades salen unos 12 bombones de tamaño medio.

Podéis ver más recetas con M&M´s e incluso participar vosotros mismos en su página MMS Make

Disfrutadlos!

Pastel inteligente de café, chocolate y Baileys


Ya lo dije cuando publiqué la versión más clásica de este postre, es uno de los favoritos en casa. Sus tres diferenciadas capas, una superior de bizcocho, la intermedia de flan y la inferior de pudín, hacen que casi todos caigan rendidos a sus pies y trocito va, trocito viene, dura un suspiro. Es facilísimo de hacer, con una sola mezcla obtendremos tres postres en uno. Os presento hoy la versión chocolateada con un toque de café y Baileys. Qué os voy a contar!!! Puro vicio!

Vayamos con la receta...


Ingredientes:
  • 4 yemas
  • 4 claras a punto de nieve
  • 500ml de leche tibia
  • 125g de mantequilla derretida y fría
  • 180g de azúcar
  • 100g de harina
  • 2 cucharadas de café soluble
  • 25g de cacao puro en polvo
  • 2 cucharadas de Baileys
Preparación:

Batimos las yemas con el azúcar hasta que se vuelva una crema espumosa. A continuación añadimos la mantequilla y mezclamos bien. En medio vaso de leche caliente, deshacemos el café,el cacao y el Baileys y lo mezclamos con el resto de la leche que añadiremos al batido de yemas seguido de la harina. Montamos las claras a punto de nieve y las mezclamos con movimientos envolventes. Volcamos la mezcla resultante en un molde cuadrado o rectangular hondo untando de mantequilla y espolvoreado de harina. Llevamos a horno precalentado a 180ºC durante 10 minutos y luego a 160ºC durante 40 minutos más. (Comprobaremos que está cocido pinchando en el centro con un palillo, si este sale limpio, el pastel está en su punto) Dejar enfriar por completo, cortar en porciones y servir.



Notas:

El medio vaso de leche que utilizaremos para diluir el café y el cacao, lo retiraremos de la leche total que nos pide la receta.

Después de añadir la harina y antes de incorporar las claras, colad la mezcla para evitar posibles grumos. En este mismo punto, os recomiendo que la probéis y rectifiquéis de azúcar a vuestro gusto.

Montad  e incorporad las claras cuando os lo pide la receta, es decir, al final. No montéis las claras al principio y las dejéis reposando hasta el momento de incorporarlas, hacerlo cuando lo pide la receta. El punto exacto de montado de las claras, es cuando al dar la vuelta al recipiente donde se están montando, éstas no se caen. Incorporarlas con movimientos envolventes y lo justo y necesario para integrarlas.

Dejarlo enfriar bien antes de servirlo.

La versión clásica de este dulce pinchando Aquí

Disfrutadlo!

Hot cross buns


Estos típicos panecillos anglosajones, se caracterizan por estar marcados con una cruz en su parte superior. Además de especias, suelen llevar pasas entres sus ingredientes y son elaborados tradicionalmente en Viernes Santo, aunque se pueden disfrutar en cualquier época del año.

Desde que descubrí el efecto "super soft" en las masas levadas de los copos de puré de patata, allá por el año 2012 cuando hice la "Pizza monkey bread" y siempre que me acuerda (que es menos de lo que me gustaría) lo incluyo en la gran mayoría de mis recetas. La proporción que utilizo es de unos 40g de copos por medio kilo de harina y el resultado es muy similar a cuando sustituimos parte de la harina de un bizcocho por maizena o por lo menos a mí me lo recuerda mucho. Os recomiendo que lo probéis, veréis como notáis el cambio. 

Vayamos con la receta...




Ingredientes para la masa:
  • 180ml de leche
  • 12g de levadura fresca de panadería
  • Una cucharadita de especias
  • 50g de azúcar
  • 30g de mantequilla
  • 350g de harina de fuerza
  • 40g de huevo
  • 25g de copos de puré de patata
  • 80g de chips de chocolate
Ingredientes para la cruz:
  • 75g de harina
  • 2 cucharadas de azúcar glass
  • 50ml de agua
Además:
  • Huevo batido para pincelar

Preparación:

Deshacemos la levadura en la leche y amasamos juntos todos los ingredientes (excepto la mantequilla y los chips) Podemos utilizar para amasar, la panificadora, amasadora o hacerlo a mano. Una vez todos los ingredientes unidos y bien amasados, incorporamos la mantequilla blanda en trocitos pequeños y seguimos amasando hasta integrarla completamente. Por último agregamos los chips y amasamos lo suficiente para que queden repartidos por toda la masa. Dejamos la masa en un amplio recipiente ligeramente aceitado y la tapamos hasta que aumente el doble su volumen (Una o dos horas aprox.) Una vez transcurrido el tiempo, dividimos la masa en bollitos. Yo hice unos cuantos pequeños de unos 25/30g cada uno y algunos más grandes de unos 70g. Para los pequeños, los coloqué en papeles de mini magdalenas previamente engrasados y éstos a su vez dentro de un molde rígido para que no perdieran la forma con el levado...


Los bollos más grandes los coloqué en una bandeja de hornear con papel vegetal y  separados entre sí. Los tapamos de nuevo y dejamos que aumente su volumen durante unos 45 minutos aprox. hasta que veamos que empiezan a crecer de tamaño. En ese momento pincelamos nuestros bollos con huevo batido y preparamos la masa para la cruz simplemente uniendo todos los ingredientes hasta formar una pasta que nos permita hacer esa forma. Colocamos la masa en una bolsa o manga pastelera y dibujamos nuestra cruz sobre cada uno de los bollitos. Llevamos a horno precalentado a 190ºC hasta que estén dorados, unos 15/20 minutos. Retirar, dejar enfriar y servir.




Notas:

Lo típico de estos bollos son las pasas en vez de los chips de chocolate, así que escoged a vuestro gusto.

Los 40g de huevo es peso del huevo sin cáscara.

Las especias para estos bollitos las podéis hacer vosotros mismos. Tenéis la receta aquí. Si no, podéis añadir una pizca de canela, clavo molido, jengibre y nuez moscada.

Para la cruz unís todos los ingredientes hasta que la masa tenga la consistencia adecuada para poder formar la cruz sin que se deforme, por lo que puede ser necesario que necesitéis más agua o harina. (Esto no es difícil de saber)

Una vez que pinceléis los bollos con el huevo batido, dejarlo secar un poco para que al poner la cruz no se os resbale por el bollo.

Si hacéis la versión mini, salen bastantes bollitos. 

Se pueden congelar una vez horneados.

Disfrutadlos!

Mini empanadas de pollo / Pascua



Como buena gallega en casa es muy raro una quincena sin comer una empanda de algo. Y digo "algo" porque en Galicia las empanadas se hacen absolutamente de todo. Una de las que más me han gustado últimamente es la de pulpo con queso. Oooooooooooooooh por favor qué rica!!! y ya os enseñaré más para adelante una que hace mamá que siempre se queda con el personal por lo original y sobre todo lo buenísima que está. Yo en casa también hago muchas empanadas, me encantan, pero como somos pocos (cuando no soy yo sola) busco la forma de hacerlas en tamaño mini, sobre todo porque me es mucho más cómodo a la hora de congelar, y así voy sacando según me apetece. Las mini empanadas que os presento hoy, las hago muchísimo, de mil cosas, tanto para empanadas saladas como para dulces, y sobre todo de aprovechamiento, con todo eso que va quedando en la nevera, pues ale, mini empanadas. Es que son una monada!! A qué sí?

Vayamos con la receta...






Ingredientes para la masa:
  • 260g de harina
  • 125g de mantequilla fría
  • 50ml de agua fría
  • Una pizca de sal
Ingredientes del relleno:
  • Aceite de oliva
  • 150g de cebolla picada
  • 2 dientes de ajo
  • 80 de pimiento rojo
  • 300g de carne de pollo cortada en taquitos pequeños
  • 1 tomate pequeño maduro
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce
  • 60ml de vino blanco
  • Sal y pimienta
Además:
  • Una bola de queso mozzarella cortada en tacos.

Preparación:

Lo primero que haremos será preparar la masa y para ello unimos la harina con la mantequilla y la sal hasta que nos quede una textura arenosa. (Podemos hacerlo con las manos o con un robot de cocina), una vez llegados a ese punto, añadimos el agua y trabajamos con la punta de los dedos (En caso de hacerla a mano) hasta que la masa comience a unirse. En este instante hacemos una bola con ella, la envolvemos en papel film y la introducimos mínimo media hora en la nevera.

Mientras reposa la masa, preparamos el relleno. Ponemos en un sartén al fuego un fondo de aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo bien picaditos a pochar. salpimentamos. A medio camino añadimos el pimiento y dejamos que se haga unos minutos hasta que ablande. Incorporamos la carne, dejamos dorar hasta que pierda el color a crudo y agregamos el tomate rallado. Damos unas vueltas, añadimos el pimentón y a continuación el vino blanco. Removemos para integrar todo bien y retiramos del fuego.

Una vez la masa lista, la estiramos dejándola finita y con un cortador redondo, cortamos porciones mayores que la circunferencia de los moldes en los que vayamos a hacer las mini tartas. Colocamos cada círculo de masa encima de nuestros moldes y con otro igual empujamos para que la masa quede perfectamente colocada...


Repartimos el relleno y el queso mozzarella entre todos los moldes y colocamos las tapas superiores. Para pegarlas, pincelamos el borde de la masa que está de base con huevo batido y hacemos un poquito de presión entre ambas para que queden bien unidas. Además, y con ayuda de un palillo, marcamos un borde alrededor de toda la masa, lo que hará que nuestras empanaditas no se abran en el horno además de darles un aspecto más decorativo...


 Pincelamos la superficie con mas huevo batido, lo que nos dará un bonito color dorado durante el  horneado. Con la masa que queda de hacer los círculos, he hecho unos pollitos con ayuda de un cortador de galletas y los he colocado encima de la tapa superior  y también los pincelé con huevo pero esto es totalmente opcional. Introducir a horno precalentado a 200ºC hasta que estén doradas. retirar y sevir.




Notas:

Para la masa quebrada tened cuidado con la cantidad de líquido que os recomienden las recetas. Las harinas no todas absorben igual, así que un modo de saber si está lista, es pellizcarla entre dos dedos y si lo que hemos pellizcado está granulado y no se mantiene unido necesita más líquido. Si se forma masa, está lista.Cuando la hago con robot de cocina, acciono hasta que comienzan a unirse todos los ingredientes y procedo del mismo modo que cuando la hago a mano.

Si pintáis las empanaditas con huevo casero obtendréis un dorado más intenso.

He usado carne del muslo del pollo. Resulta más jugosa que la pechuga.

En casa se comen tanto frías como calientes, así que a vuestro gusto.

Con estas cantidades os salen unas diez mini empanadas.

Dsifrutadlas!

Huevos de pascua rellenos de mousse de fresas



Ya se acerca Pascua, así que hasta que llegue el día, todas las recetas que publique estarán "ambientadas" para esta fecha, pero esto no quiere decir que sean recetas que solo se puedan comer en Pascua, es el caso de esta por ejemplo. Lo realmente importante de esta receta es la mousse de fresas y aunque queda muy mona así presentada en los huevos, estará igual de buena en copas o en cualquier otra cosa en la que decidáis servirla. En casa nos ha encantado a todos y eso que sale bastante cantidad y a pesar de ser pocos, cucharada a cucharada acabamos con ella en el mismo día. Qué desgracia ser golosa!!

Vayamos con la receta...


Ingredientes para los huevos:
  • 200g de chocolate blanco para fundir
Ingredientes para la mousse:
  • 300g de fresas
  • 100ml de agua
  • Una cucharada de vinagre balsámico
  • 150g de nubes
  • 250g de nata 35% materia grasa
  • Una pizca de sal

Preparación:

Comenzamos preparando nuestros huevos de pascua. Para ello troceamos el chocolate y lo ponemos en un recipiente que pueda ir al microondas en tandas de 30 segundos. Nos aseguraremos de remover entre medias y repetiremos la operación hasta que el chocolate esté completamente disuelto. Pincelamos nuestro molde con el chocolate y nos aseguramos de cubrir bien toda la superficie, lo llevamos a la nevera y dejamos endurecer. Repetimos este proceso dos veces más, hasta conseguir un grosor de chocolate que nos permita desmoldarlo sin romperlo. Para que los bordes nos queden bien definidos, retiraremos el posible exceso de chocolate con una espátula...


Mientras el chocolate termina de endurecerse en la nevera, preparamos la mousse. Cortamos la fresas en trozos irregulares, tanto da más grandes o más pequeños porque luego las vamos a triturar. Las ponemos al fuego con el agua, el vinagre y la sal hasta que estén blandas (en pocos minutos llegaremos a este punto) trituramos todo, lo colamos y lo devolvemos al fuego. Añadimos las nubes y vamos removiendo con unas varillas manuales para ayudar a deshacerlas. Cuando las nubes estén completamente derretidas, retiramos la mezcla del fuego y dejamos enfriar. Montamos la nata hasta que esté firme y la añadimos a la mezcla anterior (ya fría) removemos con movimientos envolventes y ya tenemos lista nuestra mousse.

Retiramos los huevos de la nevera. Los desmoldamos con cuidado y aplicamos calor en los bordes de cada mitad de huevo con la intención de derretirlos ligeramente. Unimos dos mitades para formar un huevo y los llevamos de nuevo a la nevera para que el chocolate enfríe y queden pegados. Con ayuda de un cuchillo, recortamos la parte superior de cada uno...


Rellenamos los huevos con nuestra mousse y listo para servir.



Notas:

Mucho cuidado al derretir el chocolate blanco. Es el más delicado de los tres y enseguida se nos pasa y se quema. Podéis utilizar la técnica del baño María para fundirlo. También podéis emplear chocolate con leche o negro para hacer los huevos. Cualquiera de ellos combina muy bien con la mousse.

 Si dejáis la capa de chocolate demasiado fina, los huevos se romperán al desmoldar. Yo he dado 3 capas de chocolate.

Una vez frías nuestras mitades de huevo, hay que derretir (Solo un poco!) los bordes para que al unirlos se queden sellados formando uno solo. Yo me valgo del soplete de cocina. Lo pongo un pelín alejado del huevo que quiero derretir y acciono la llama hasta que veo que los bordes empiezan a brillar. (Igual es un método un poco bestia, pero funciona bien y rápido ;))

He utilizado nubes rosas y blancas.

El vinagre potencia el sabor de las fresas.
Con estas cantidades de chocolate haréis aproximadamente tres huevos de pascua (seis mitades) La mousse sale un montón, así que si sois pocos podéis hacer la mitad, pero congela estupendamente y está muy buena!

Disfrutadla!